Creando comunidades proactivas a través de la información.

Economía Sociedad

Trump, AMLO y el Derecho Internacional

Ilustración: Omar Bobadilla

[weglot_switcher]

Ciudad de México, 13 de junio 2019
Miriam Weissberg

Analizando lo que está ocurriendo con las decisiones del presidente Trump, en cuanto a imponer aranceles a todos los productos mexicanos que van desde el 5% hasta un futuro del 25%, me gustaría hacer una serie de afirmaciones que demuestran que está cometiendo graves faltas en el marco del Derecho Internacional.

Empezaré por definir 2 reglas internacionales que tienen que ver con este asunto:

1. La Doctrina Estrada: esta Doctrina se fundamenta en 2 principios:

a) La autodeterminación de los pueblos, que significa el derecho que tienen los pueblos para aceptar, mantener o sustituir a sus gobernantes.
b) No intervención en los asuntos internos de otros Estados.
Ambos principios han sido recogidos en la Carta de las Naciones Unidas.

2. Definición de Tratado: El Tratado es un acuerdo formal y obligado contractual entre Estados Soberanos que establece, define o modifica obligaciones y derechos mutuos. Como proceso, la celebración de un Tratado comprende:

  • Negociación
  • Firma
  • Ratificación y proclamación
  • Ejecución

Una vez que el Tratado es negociado y firmado, tiene que ser ratificado por el Congreso y publicado oficialmente. Entonces entra en vigor. También se establece que para que se cancele un Tratado, debe ser oficialmente manifestado por alguna de las partes que se quiere retirar y se define el tiempo que debe pasar, para que dicho acuerdo se cancele.

Todo esto que menciono se debe a que Trump, ha incurrido en graves faltas al Derecho Internacional, pero además ha agredido en forma contundente y totalmente irrespetuosa a nuestro país.

Si bien ha habido una intensa negociación y posteriormente la firma de un nuevo Tratado entre Canadá, Estados Unidos y México, conocido como T-MEC, (USMCA, por sus siglas en inglés) aún no ha sido ratificado por los Congresos de los tres países, por lo tanto, sigue vigente el TLC que ser firmó hace más de 24 años. Por tal motivo, no es válido que Estados Unidos, por sus propias decisiones aumente aranceles a los productos mexicanos, si no está previamente negociado entre las partes.
Pero lo más grave, desde mi punto de vista, es la justificación que hace Trump para aumentar los mencionados aranceles, y es que lo hace mientras el Gobierno mexicano no tome las medidas necesarias para detener la migración ilegal que llega a los Estados Unidos a través de México. Aquí es donde interviene la Doctrina Estrada. El Gobierno de Trump, no tiene derecho a decirle a México lo que debe hacer con respecto a su política relativa a la migración. Esta política mexicana la debe definir el gobierno mexicano, en función de los intereses, que beneficien a México.
Por lo tanto, nuestro país está siendo agredido y atacado fuera de todo marco legal que rige las relaciones internacionales, así como las bilaterales. y lamentablemente, nuestro gobierno lo ha permitido.

Desde el punto de vista económico, también es absurdo que el presidente de Estados Unidos tome este tipo de decisiones, ya que, por un lado, con todos los problemas que ha creado en sus relaciones comerciales con China, ha convertido a México en su primer socio comercial. En segundo lugar porque estas decisiones, no sólo afectan a los empresarios mexicanos, también a los norteamericanos. Cada dólar que se exporta de México a Estados Unidos, tiene un componente de 40 centavos de insumos norteamericanos, así que afectaría a los productores norteamericanos, y, obviamente, los consumidores de Estados Unidos también sufrirían en sus bolsillos, por este tipo de acciones. Así que todos saldríamos perdiendo.
Todo lo anterior, sin mencionar que Trump pretende también culparnos del narcotráfico, afirmando que nosotros los mexicanos, somos responsables de que llegue la droga a EUA. ¿Por qué no se menciona el contrabando de armas que el crimen organizado obtiene gracias a que los norteamericanos se hacen de la vista gorda?

En conclusión, tanto jurídicamente como económicamente, estas decisiones son indebidas, pero lo más triste es que no existen instancias que puedan obligar a que el Presidente de los Estados Unidos, reconsidere las decisiones que toma. Si bien, existe la Organización Internacional de Comercio, cuyo objetivo es armonizar las políticas comerciales internacionales, dudo que pueda hacer entrar en razón al Sr. Trump, cuyas decisiones aunque parecen ser viscerales, absurdas, en el fondo yo creo que son maquiavélicas, que lo único que tiene en la mira, son las próximas elecciones norteamericanas.

Y nuevamente me pregunto, ¿por qué no aprovechamos que tenemos firmados más de 45 Tratados de Libre Comercio, para atender otros mercados y tener mayor capacidad de negociación con el gobierno de Trump? ¿Por qué nuestro gobierno no se dirige a los países miembros del TPP o de la Unión Europea con el objeto de diversificar nuestras posibilidades comerciales e, inclusive, mantener una posición bilateral con Canadá, (que no ha dicho nada al respecto) ante tanta falta de respeto de Trump? ¿Por qué se ha festejado como un gran logro, el Acuerdo que se firmó hace algunos días y del que se hizo gran manifestación en Tijuana?

Lamentablemente, no tengo respuestas, pero creo que lo que realmente sucede es que hay muchos compromisos establecidos, por debajo de la mesa, de los que no estamos enterados, y que son el motivo de que abusen de nuestro país, ¡como se ha venido haciendo durante décadas!

Compartir:

Miriam Weissberg

Miriam Weissberg Zclar at Expertise en Relaciones Internacionales
Experta en Relaciones Internacionales y maestra en Gestión Tecnológica, además fue Consejera Científica de México en la India, experta en Cooperación Internacional, Medio Oriente y Negociaciones Internacionales.
Miriam Weissberg

Latest posts by Miriam Weissberg (see all)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *